JORYX.com :: Blog

Todos tenemos un blog, al menos en la cabeza.

Sistemas Operativos, ZT

Windows VS Linux

A lo largo de los ultimos años se ha llevado una enorme batalla de Windows contra linux y viceversa, esta batalla seguirá por muchos años mas si las cosas siguen como hasta ahorita, los windowseros atacan a Linux por todos lados, los argumentos de siempre, por el otro lado tenemos a los linuxeros que de igual forma atacan a Windows aprovechando el menor error, pero ninguno de los 2 se tienta el corazón para atacar al otro, tomando una posición mas neutral podemos ver que los 2 bandos tienen razón, tanto windows tiene errores como por el otro lado linux los tiene, no tantos y tan obvios como los de windows pero los tiene, windows lo puede compensar con facilidad de uso y una enorme variedad de programas que no existen en linux, en fin, lo que ya se puede leer en cualquier lugar que apoye a los sistemas operativos, ya sea linux o windows.

Creo que podemos coexistir sin atacarnos unos a otros, los linuxeros pueden usar windows sin que se les atrofien las manos, y los windowseros pueden intentar usar linux para conocer nuevas cosas, y asi aprovechar lo mejor de las 2 plataformas, creo que he visto mas negatividad en los linuxeros que en los windowseros, se la pasan criticando todo el tiempo a windows, que ganan? muchos se avergonzarian si los vieran tocando una maquina con windows, pero lo hacen, o caen en la necesidad de hacerlo, porque? pues porque linux no tiene todo lo que ya podemos ver en windows.

Yo me puedo considerar neutral, porque uso tanto windows como linux, windows lo he usado para flash, photoshop y demas programas de diseño que he necesitado, linux lo he usado tambien bastante tiempo y pues tambien me gusta, tiene muchas cosas muy buenas, muy estable, y puedes hacer muchisimas cosas, en fin, creo que este post no me ha llevado a nada, de hecho me he echo bolas, asi que pueden descartarlo, pero esa es la idea, despues de que ordene mis ideas, lo volveré a poner…

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén