La torre inclinada de Pisa o Torre pendente di Pisa es el campanario de la catedral de Pisa. Por supuesto es mundialmente conocida por su peculiar característica, esta inclinada dando la impresión de que va a caer. Desde que se comenzó su construcción por allá del siglo 12, hubo problemas con la estructura la cual comenzó a inclinarse. En 1964 estuvo a punto de ser derrumbada debido al peligro que representaba. Gracias a unos expertos, se logró mejorar los cimientos, los cuales actualmente permiten que la torre siga inclinada pero sin que haya riesgo de que caiga.

Gracias a su peculiar característica, esta ciudad recibe millones de turistas al año, solo para hacer una cosa, sacarse una foto con esta torre. Y no solo cualquier foto, posando frente a la torre, si no aquella donde se simula que estas empujando o cargando a dicha torre.

Los resultados finales de estas fotos pues dan una toma interesante. Para llegar a ese increíble ángulo tuvieron que hacer ciertas poses chistosas. La galería que verán a continuación es una recopilación de esas poses que tuvieron que adoptar con tal de hacer la foto perfecta, incluso cargando a los niños.