JORYX.com :: Blog

Todos tenemos un blog, al menos en la cabeza.

Chistes, Humor y Diversión, ZT

Un par de chistecillos 4

Llega un joven indio a un burdel, toca a la puerta y le abre la Madame.
Al ver su vestimenta le dice: -«¿Qué se te ofrece?»
A lo que de inmediato contesta el indio: -«¡Indio querer mujer!»
La Madame le contesta:-«Tienes experiencia?»
-«Pues. no…» – responde el joven indio.
-«Pues entonces, vete allá, a la sierra donde vives,
acércate al tronco de un árbol que tenga un agujero y practicas allá durante un mes
y luego vuelves, ¿De acuerdo?» – le dice la Madame.

El indio se va. Practica durante todo un mes con un un árbol
y regresa al burdel con una tabla muy gruesa debajo del brazo.
Toca a la puerta del prostí­bulo y nuevamente le abre la Madame.
-«Indio querer mujer. Ya tener experiencia!»

La Madame le hace entrar y llama a Romualda para que le atienda.
Romualda y el indio suben al cuarto, ella se desviste y se
hinca en la cama para acostarse.
De repente el indio le da un tremendo tablazo en las nalgas.
Romualda, emputecida y sobándose el trasero, le dice al indio:
Pero qué te pasa?, ¡Indio hijo de puta! ¿Por qué me pegaste con esa tabla?
El indio muy serio, parado a la orilla de la cama, le contesta:
-«Indio querer asegurarse de que tu no tener avispas en el agujero…»»

La Gorila y Manolo

Un zoológico español compró una gorila hembra de una especie rara.
Tras unas semanas, la gorila se volvió irritable y difí­cil de manejar.
Después de examinarla, el veterinario determinó que estaba en celo,
lo cual era un gran problema ya que no habí­a ningún macho de esa especie disponible.

Tras pensarlo detenidamente, el administrador del zoológico reparó en Manolo,
un empleado gallego encargado de limpiar las jaulas.
Manolo tení­a reputación de que, por lo bien dotado,
podí­a satisfacer bien a cualquier mujer y, como no parecí­a muy listo,
tal vez podrí­a convencerlo de que le hiciera el favor a la gorila.
Así­ que lo llamaron y le dijeron:
– ¿Aceptarí­as tener relaciones con la gorila por 500 euros?
Manolo dijo que podrí­a interesarle, pero que necesitaba pensarlo un poco.

Al dí­a siguiente, Manolo dijo que aceptaba, con tres condiciones:

– «Primero, Nada de besos.
– «Segundo, no quiero saber nada de hijos…
– «De acuerdo! – dijo de inmediato el administrador, Pero, ¿cuál es la tercera?
– «Bueno…, necesito por lo menos otra semana para juntar los 500 euros..!!

Chiste de Velocidad Mental

Un joven trabajaba en la sección verdulerí­a de un supermercado.

Llega un señor de traje y le pide media lechuga.

El joven le pide que espere un poco que tiene que consultar al jefe porque nunca habí­an vendido media lechuga.

Llegado a la oficinita del fondo donde estaba el jefe, le dice:

-» Jefe, ahí­ afuera hay un huevón que me pide «media» lechuga….!!»-

Estaba apenas terminando de decir esto cuando se dio cuenta que el mismo tipo estaba detrás de él.

Pero rápido de reflejos, el joven continua: …

-«… y aquí­, este caballero tan gentil ofrece comprar la otra mitad…»-

(señalando al cliente vestido con un buen traje).

El jefe consintió la operación.

El chico despacho la media lechuga y el jefe lo llama a la oficina de vuelta:

-» Me di cuenta que casi metes las patas, hace un rato, pero saliste muy bien

pensando realmente rápido y eso nos gusta acá. Por ese camino llegaras lejos.»

-» Dime muchacho, de donde eres?»

-» De Brasil»

-» Ah, si?. Y porque te viniste para acá?»

-» No me gustaba mucho allá. En Brasil hay solamente putas y jugadores de fútbol».

-» Mira tu!! … Mi esposa es brasileña»

-» No me diga… Y en que equipo jugaba…???!!!!!!!!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén