Muere su hija, la reporta como robada pero esconde el cuerpo en oso de peluche

En Tlaquepaque Jalisco, Carolina Enríquez Martínez de 19 años de edad reportó a su hija, Kimberly Vianey de 7 meses de edad como desaparecida o secuestrada. Con esto se activó la alerta Amber que da una prioridad para la búsqueda de niños raptados.

En la declaración de la madre asegura que mientras ella tomaba un baño, escuchó pasos en la azotea, lo cual la alertó y salió a revisar pero no encontró a nadie ni dentro ni fuera de la casa. Regresó a terminar de bañarse, sin embargo al salir, buscó a su hija pero ya no la encontró.

La fiscalía de Jalisco comenzó a notar que Carolina caía en varias contradicciones, por lo que tuvieron que someterla a la prueba del polígrafo. Después de esto terminó confesando que en realidad su hija ya estaba muerta. Al no saber que hacer con el cadáver, se le ocurrió sacarle el relleno a un oso de peluche y ahí metió el cuerpo, volvió a coserlo y lo puso junto a la cama.

Las autoridades fueron a la casa de la madre, y pudieron constatar la nueva versión de los hechos. Sin embargo, la niña no mostraba signos de violencia. La autopsia demostró que la niña murió por una neumonía y una desnutrición severa.

Fuente: Proceso.

Joryx Jorge Eustaquio

Desarrollador Web, PHPero de corazón, amante de la vida, fotografo por diversión, católico sin ejercer y chingon por convicción! http://joryx.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *