El 21 de agosto del 2013, a plena luz del día se pudo apreciar la entrada a nuestro planeta de un meteorito. Sobre el cielo de San Luis Potosí, México, pudimos apreciar este increíble panorama. El meteorito se desintegró antes de tocar el suelo, por lo cual no causó ningún daño.

[youtube id=”6fwzRNEkmgg”]