Septiembre 2007.- Un senador estatal de Nebraska presentó una demanda contra Dios, acusándole de causar cataclismos y sufrimientos humanos. El legislador dice que está tratando de demostrar que cualquiera puede demandar a quién sea por lo que sea. Como Dios no puede asistir al juicio, está solicitando asistan representantes de varias Iglesias.