Construyendo un México mejor

Esta “cadena” me llegó al correo hace un momento, desconozco si esto paso recientemente, pero no se fijen en la fecha si no en el mensaje real del mismo, lo publico porque realmente me preocupa la misma situación de la contra el en México. Por favor, den sus conclusiones, comenten.

Esto salió solo en la TV en canal 11, y solo se publicó en la Jornada.

Rene Drucker Colin

Una muestra de la vida nacional
El 4 de junio del presente año, Carolina Aranda Cruz, de 11 años estudiante de quinto de primaria, fue invitada a dar un discurso en el World Trade Center ante cientos de pediatras y del secretario de Salud. Su discurso terminó con una frase devastadora: ‘Pobre México nuestro, tan cerca del futbol y tan lejos de la ciencia’.

Algunos extractos de su discurso son apabullantes; Carolina
dice:’¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los cientí­ficos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más?

No creo, gracias a los cientí­ficos también nos divertimos, ellos
inventaron las computadoras, los ipods, los simuladores. Además, salvo algunos casos, los jugadores de futbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros cientí­ficos,que nadie apoya, no’. Y en otro segmento de su discurso expone: ‘Me da pena que nuestro gobierno y
nuestros empresarios inviertan tanto en futbol y seamos tan malos.
Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor universidad de Hispanoamérica, según la revista Time, y cada vez le damos menos recursos a la UNAM. ¿Por qué no
apoyar a lo que ya dé resultados? Un paí­s que no invierte en ciencia y educación siempre será un paí­s pobre. ¿Queremos un México pobre?’ ¡Qué les parece! Carolina le dio al clavo, y por demás, pues tiene
razón. Ya lo vimos, por poco perdemos en futbol con Cuba, paí­s donde ese deporte casi no se juega, y perdimos con Honduras. Pero ejemplos de
ésos abundan en la historia del futbol mexicano.

Por otro lado, cabe mencionar otra vergí¼enza. El discurso de Carolina sólo tuvo eco en un medio de comunicación escrito y en uno televisivo. La pobreza noticiosa de los medios de comunicación también se evidenció. Y las cosas no cambian. Hace más o menos seis años, tres jóvenes mexicanos ganaron medallas de plata y bronce en una olimpiada cientí­fica en Dinamarca, donde compitieron 52 paí­ses.
Ningún medio de comunicación vio importancia alguna en mencionarle en algún segmento. Estaban muy ocupados con señalar las medallas de Ana Guevara, de quien también estamos muy orgullosos. Pero tanta
indiferencia, ¿se vale? Yo pienso que no.

Hace poco Televisa llevó a cabo su foro anual llamado Espacio. Creo que cerca de 5 mil universitarios asisten para escuchar a diversos personajes de la vida académica y polí­tica. Entre los invitados estuvo el actual director del Consejo
Nacional de Ciencia y Tecnologí­a (Conacyt), Juan Carlos Romero Hicks. La ocasión hubiera sido perfecta para hablar sobre los proyectos que tendrí­a el Conacyt para impulsarles oportunidades en la ciencia para los jóvenes, o de las estrategias para desarrollar la tecnologí­a que requiere el paí­s en los próximos años y que podrí­a abrir abanicos de oportunidad para la juventud. Pero no, habló sobre la moral. Yo no tengo nada en contra de la moral, pero hubiera sido moralmente más correcto para el director del Conacyt
explicar, presentar o desarrollar temas sobre los cuales cientos de jóvenes en el paí­s están preocupados y que se relacionarí­an con su futuro como mexicanos con oportunidades.

Para que seamos un paí­s del primer mundo necesitamos de una profunda educación:

-Educación Cí­vica.

-Educación Tecnológica y Cientí­fica.

-Educación Fí­sica y Salud.

-Educación en las Bellas Artes.

-Educación Sexual.

-Educación Ambiental.

-Educación en saber hablar y escribir el idioma español correctamente porque ni siquiera eso sabemos hacer.

-Educación en idiomas para podernos comunicar con el mundo entero.

-Educación en Historia de México para que conozcamos nuestras raí­ces y tengamos un profundo sentido de identidad nacional. (Es decir; sentirnos orgullosos de ser mexicanos y no avergonzarnos de ello. No perder nuestras tradiciones que hemos reemplazado por modas y modí­smos extranjeros que ni siquiera entendemos y muy mal imitamos)

¿Alguna vez has visto que algún estadounidense ó inglés o cualquier otro extranjero porte en su ropa alguna bandera mexicana? Yo nunca jamas.

¿Alguna vez has visto algún Mexicano portar en su ropa alguna bandera estadounidense ó inglesa o de cualquier otra nacionalidad? Desafortunadamente, yo muchas veces.

Necesitamos ser Mexicanos de mucha calidad, es decir, personas finas de buenos modales, buenos sentimientos, limpios de cuerpo y mente, etc.

No nos discrí­minan por nuestro color de piel, nos discrí­minan por nuestra manera de comportarnos ‘Que desafortunadamente en términos generales el grueso de la población Mexicana es Vulgar’


Joryx Jorge Eustaquio

Desarrollador Web, PHPero de corazón, amante de la vida, fotografo por diversión, católico sin ejercer y chingon por convicción! http://joryx.com

5 comentarios sobre “Construyendo un México mejor

  • el 24 de Junio del 2009 a las 9:58 pm
    Permalink

    Que se puede esperar de ese santurron del Romero Hicks, si es un mocho que salio de mi estado Guanajuato, lleno de politicos que se pasan la cruz con la mano derecha y roban con la izquierda. Y es real y penoso pero el mexico “vulgar” es más manejable que un mexico, lleno de letrados y personas concientes. Es mejor divertir a la raza, que educarla, eso iria contra el siempre redituable clasismo que se vive en México, todo el poder para unos cuantos, toda la miseria para la mayoria.

    Respuesta
  • el 26 de Junio del 2009 a las 9:31 pm
    Permalink

    es la pura verdad, y lo digo yo un amante del fut pero que reconozco cuando dicen la verdad

    Respuesta
  • el 9 de Agosto del 2009 a las 1:31 pm
    Permalink

    La realidad: Al perezozo mexicano le gusta mas el pan y el circo que ponerse a trabajar. Todo mundo sabe que los futbolistas son parasitos, pero nadie hhace nada por que de lo contrario tendrian que ponerse a trabajar, lo que seria pensar. Cosa impensable para el mexicano.
    Pobre de Mexico, con tanta holagazaneria y tanto futbol.
    Pobre de mi queridaa UNAM, tan victima del populismo, de la grilla, de la pobreza!!! A fin de cuentas, pobre de la UNAM tan victima de la gueva generalizada en el pais.

    Respuesta
  • el 15 de Octubre del 2009 a las 11:51 pm
    Permalink

    Que triste, pero es la realidad; México es un paí­s que lejos de tener indicadores de desarrollo que nos pudieran acercar a ser catalogado como un paí­s del primer mundo, se hunde más en la naturaleza tí­pica de los paí­ses subdesarrollados; y no solamente en la parte económica, sino en su base social, su capital humano e intelectual. Es un paí­s sumamente triste en donde uno de sus mayores canceres son la misma clase polí­tica, dilapidación de recursos públicos, ineficiencias administrativas, corrupción descarada, desinterés, apatí­a, ignorancia, marginación, impunidad, practicas desleales, alto costo de la vida y baja calidad de la misma, educación pública deplorable, sindicatos anarquistas, en fin. Yo mismo desde pequeño nunca me he sentido parte de este terrible paí­s y aún ahora sigo buscando los medios para poder salir de aquí­ para formar parte de una sociedad y paí­s más acorde a mis ideas, forma de vida e idiosincrasia, pues cada vez que una persona argumenta estar orgullosos de ser mexicano hay un gran vací­o en sus palabras que ni siquiera el o ella entienden… Cómo se puede estar orgulloso de algo así­, en donde la polarización de ingreso es desgarradora, donde existen 50 millones de personas en la pobreza, donde existe tantas arbitrariedades???

    Respuesta
  • el 10 de Marzo del 2012 a las 9:17 pm
    Permalink

    Ami me gustaría un mexico mejor :clasificando a los maestros según el desempeño escolar de su salón valuando a cada salón cada sierto tiempo y así pagarles desacuerdo a la calidad de su trabajo, al mejor maestro mejor sueldo,al mal maestro mal sueldo así todos arian bien su trabajo puesto que atodos nos gusta ganar bien . Pero claro con la corrupción que hay los grandes mandos meten a sus parientes que ni preparados están solo por los sueldos que tienen . Mi nombre es María Espino

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *