JORYX.com :: Blog

Todos tenemos un blog, al menos en la cabeza.

AT, Consejos, Estilo de vida

Como lidiar con un hablador incesante

Les ha pasado que tienen amigos que hablan y hablan y hablan y cuando te das cuenta te la pasaste escuchando y casi no dijiste palabra. Pues a continuación les listo algunos consejos para que sepan como manejar a este tipo de personas.

romeroleo

Interrumpir constantemente: Para lograrlo, hay que perder todo el pudor. Y cambiar el tema de manera abrupta o, directamente, pedirle a la persona que se detenga un minuto. Que respire de vez en cuando. La idea es sorprender a quien no para de hablar; romperle el esquema de su monólogo. También sirve pedirle que vaya más lento, así es más fácil que uno pueda acotar algo relevante.

No incentivarlo: El dicho «el que calla otorga» nunca fue más cierto que en esta situación. Según Levine, son varias las señales que pueden darle a entender al hablador que su conducta es molesta. No fingir interés es la más evidente: si está aburrido, hay que hacerlo notar. Mirar el reloj o  incluso bostezar son opciones útiles. Porque aunque quizás quiera seguir hablando y pregunte qué pasa, al menos cambiará el tema. Pero evitar los refuerzos positivos es tan importante como manifestar el aburrimiento: aléjese de los «sí» o «ajá», que aseguran varios minutos más de conversación.

No ofenderlo: Es cierto: aguantar constantemente a una persona que habla mucho es agotador. Cada vez más. Pero hay maneras de hacérselo saber. Y decirle a un amigo que es narcisista, egocéntrico e inseguro sólo empeorará la situación. La persona se pondrá a la defensiva y, de seguro, su monólogo se hará más largo. Para evitarlo, hay que expresar la molestia con respeto (y pocas palabras).

Atribuirse el problema: Es probable que la otra persona ni siquiera se dé cuenta de que algo está mal. Por eso, hay que hacerle saber que las «conversaciones» que tienen son frustrantes, porque sólo participa uno de los dos. Y de esto debe hacerse cargo quien detecta el problema. Al otro le corresponde hacer una autocrítica y cambiar su actitud.

Si el amigo no cambia, cambie al amigo: Si después de los cuatro pasos anteriores la persona habla tanto como antes, quizás sea mejor verla cada vez menos. Según la profesora de la NYU, un hablador incesante es más tolerable en pequeñas dosis, ya sea por lo poco que se le ve o porque se «diluye su intensidad» en un grupo de gente.

Lo vi en: latercera.com

0 Comentarios

1 Pingback

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén