Chistes cortos muy buenos II

Fallece el abuelo a los 95 años.
El nieto va a darle el pésame a su Abuela de 90 y encuentra a la anciana llorando; la abraza y la consuela.
Un rato después, cuando la nota más calmada, el nieto aprovecha y le pregunta:
“Abuelita, ¿cómo murió el abuelo?”
“Fue haciendo el amor, le confiesa la mujer.”
El muchacho le replica que las personas de 90 años o más no deberí­an tener sexo porque es muy peligroso. Pero la abuela le aclara:
“Lo hací­amos solamente los domingos, desde hace cinco años, con mucha calma, al compás de las campanadas de la iglesia. ‘Ding’ para meterlo y ‘dong’ para sacarlo.”
Y que falló abuela?, le pregunta el nieto…

¡AY MIJO!… ¡PASÓ EL SEÑOR DE LOS HELADOS!

——–

¿Les ha pasado alguna vez que miran a otra persona de su misma edad y piensan: “yo no puedo parecer tan vieja” !!.
Mi nombre es Alicia y estaba sentada en la sala de espera del dentista para mi primera consulta con él. En la pared estaba colgado su diploma, con su nombre completo.
De repente, recordé a un muchacho alto, buen mozo, pelo negro, que tení­a el mismo nombre, y que estaba en mi clase del secundario, como 30 años atrás. ¿Podrí­a ser el mismo chico del cual yo estaba secretamente enamorada? Pero después de verlo en el consultorio, rápidamente deseché esos pensamientos. Era un hombre pelado, canoso, gordo, y su cara estaba llena de arrugas, y lucí­a muy viejo como para haber sido mi compañero de clase.
Después que examinó mis dientes, le pregunté si habí­a asistido a la Secundaria Issac Newton.
– ¡¡¡Sí­!!! …… Sí­!!!, – Sonrió con orgullo y entonces le pregunté:

– ¿Cuando te graduaste?
– En 1975. ¿Por qué me lo preguntas?
– ¡Vos estabas en mi clase!
El me miró detenidamente … Y ENTONCES …
ESE FEO, CALVO, ARRUGADO, GORDO, CANOSO, DECRÉPITO, RECONTRA MIL HDP, ME PREGUNTÓ:
– ¿PROFESORA DE QUÉ ERAS?

——–

CONDONES OL͍MPICOS

Un hombre va de compras y descubre una nueva marca de condones: Condones Olí­mpicos.
Impresionado, compra una caja.
Al llegar a casa, le anuncia a su mujer la nueva adquisición:
– ¿Condones Olí­mpicos? – dice ella- ¿Y qué tienen de especial?
– Vienen en tres colores… Oro, Plata y Bronce, como las medallas.
– ¿Y qué color te vas a poner esta noche? – pregunta ella.
– Oro, por supuesto. – dice el marido orgullosamente.
– ¿De verdad?… ¿Y por qué no usas de Plata? ¡¡¡Serí­a bueno que alguna vez no acabaras primero!!!

——–

¡VAS A SUFRIIIIIR!

– Resulta que, tras el diluvio universal, el arca de Noé se moví­a para todos lados, y el patriarca Noé no encontraba explicación a ello.
– Un dí­a decide ir a visitar la cubierta de los animales, y he ahí­ el problema: todos los animales hací­an el amor.
– Noé enfadado les gritó:
– Paren, ¡esto no puede ser! Les salvé la vida, ¿es así­ como me pagan? Van a hundir el arca.
– Todos los animales le obedecieron, pero a Noé le dio lástima y les dijo:
– Le daré una ficha a cada pareja; en ella estará el dí­a y la hora en que pueden hacer el amor.
– Y así­ lo hizo. Pasaron los dí­as y andaba el mono molestando a la mona y le decí­a:
– ¡El miércoles a las 4 de la tarde vas a sufrir!
– Y durante tres dí­as le dijo lo mismo. La mona, muy enfadada, fue a hablar con Noé.
– Mira Noé, El mono hace tres dí­as que me anda molestando. Me dice que el miércoles a las 4 de la tarde voy a sufrir. Yo sé lo que va pasar ese dí­a. ¡Pero no puede andar gritándolo por todas partes! ¿Qué van a decir mis amigas?
– Noé, enfadado, fue a buscar al mono y le dijo:
– ¡Oye, mono…! ¿Por qué molestas a la mona de esa manera?,
– ¿Qué es eso de que va a sufrir?
– Verás… ¡es que perdí­ mi ficha jugando al póquer con el burro!

——–

PIROPO

Le pedí­ a Dios una flor, y me dio un jardí­n; luego le pedí­ un árbol, y el me dio un bosque; al final le pedí­ un buen polvo, y me dio tu número de teléfono. De ti depende que siga siendo creyente.

——–

CONFESIÓN

Un hombre entra al confesionario en una Iglesia.
* Padre,… me quiero confesar.
* Si hijo, dime: ¿Cuales son tus pecados?
* Padre… he sido infiel a mi esposa… soy productor de cine y la semana pasada me acosté con Jennifer López; y en esta semana he tenido una trí­o súper ardiente con Cameron Dí­az y Cindy Crawford… con las dos a la vez.
* Lo siento hijo, pero no te puedo absolver. * Pero… ¿Por que no Padre? si la misericordia de Dios es infinita.
* Si huevón, pero ni Dios ni yo te vamos a creer que… estas ARREPENTIDO!!!

 

You make me laught!
Foto:Gloria García


Joryx Jorge Eustaquio

Desarrollador Web, PHPero de corazón, amante de la vida, fotografo por diversión, católico sin ejercer y chingon por convicción! http://joryx.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *