Chiste: La liberación femenina

Una Alemana le dice a sus amigas:
Un dí­a llegué a mi casa y le dije a mi marido:
– ¡HANS! ¡Óyeme cerdo patán, a partir de hoy tu preparas la comida! ‘Al primer dí­a no vi nada… al segundo tampoco… pero al tercer dí­a HANS empezó a preparar la comida’.

Todas aplaudí­an ‘¡¡¡Eh bravo, bravo así­ se habla!!!’

Una Francesa dice:
Un dí­a llegue a mi casa y le dije a mi esposo:
– ¡¡PIERRE!! Bastardo inútil, a partir de ahora ¡tu friegas el piso! ‘Al primer dí­a no vi nada, al segundo tampoco… pero al tercer dí­a PIERRE limpió los pisos.’

Las mujeres gritaban ‘¡¡¡Eh bravo, bravo eh!!!’

La Mexicana dice:
Yo llegue un dí­a a mi casa y le dije mi marido:
– ¡¡¡PANCHO!!! ¡¡¡Huevón hijo de tu puta madre, inche panzón!!! ¡¡¡A partir de hoy tú te preparas tus chilaquiles y tus huevos a la mexicana y tus sopecitos y me vale a que hora llegues!!! Al primer dí­a no vi nada… al segundo dí­a tampoco… pero al tercer dí­a como que ya empecé a ver poquito con el ojo izquierdo.

Nopales y Chicharrones 03643

Foto:Omar Bárcena

Joryx Jorge Eustaquio

Desarrollador Web, PHPero de corazón, amante de la vida, fotografo por diversión, católico sin ejercer y chingon por convicción! http://joryx.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *