3 historias muy buenas que te darán una enseñanza con humor


La mujer desnuda

Un hombre entra en la ducha justo cuando su mujer está acabando. De repente suena el timbre de la puerta. Su mujer rápidamente se tapa con sólo una toalla y marcha escaleras abajo. Cuando abre la puerta, encuentra a Bob, el vecino de al lado. Antes de que ella diga nada, Bob dice “Te doy 800 pesos si te quitas la toalla”. Tras pensarlo un momento, la mujer suelta la toalla y permanece desnuda delante de Bob.

Segundos más tarde, Bob le da 800 pesos y se marcha. La mujer cubre de nuevo su cuerpo con la toalla y vuelve escaleras arriba, contenta a más no poder. Cuando llega a la ducha, su marido pregunta:

¿Quién era? -“Era Bob, el vecino de al lado, responde ella. ¡Genial! dice el marido, ¿Dijo algo acerca de los 800 pesos que me debe?

Moraleja de la Historia:
Si compartes a tiempo información crí­­tica acerca del crédito y de los riesgos con tus accionistas, podrás situarte en una posición que prevenga exposiciones evitables.

El genio de la lámpara

Un representante de ventas, un empleado de administración, y el director están camino a comer cuando encuentran una antigua lámpara de aceite. La frotan y aparece un Genio. El Genio dice, “Os concederé a cada uno de vosotros un único deseo”. ¡Yo primero! ¡Yo primero!, dice el empleado de administración. “Quiero estar en las Bahamas, conduciendo un yate, sin ninguna preocupación en el mundo”. Poof! Desapareció. “¡Ahora yo! ¡Ahora yo! dice el representante de ventas. “Quiero estar en Hawaii, relajándome en la playa con mi masajista personal, e infinitas cantidades de piñas coladas y del sexo de mi mujer”. Poof! Desapareció. “OK, te toca a ti”, dice el Genio al director. El director dice, “Los quiero de vuelta trabajando en la oficina después de comer”.

Moraleja de la Historia:
Deja que tu jefe tenga siempre la primera palabra.

El pájaro y la mierda

Un pájaro pequeñito volaba hacia el sur huyendo del invierno. Hací­­a tanto frí­­o que se congeló y cayó a las hierbas de una inmensa pradera. Mientras estaba ahí­­ tieso, pasó una vaca y se le cagó encima. Mientras el pajarillo congelado descansaba en el montón de estiércol de vaca, se dió cuenta de lo calentito que estaba. El estiércol realmente estaba reanimándolo! Así­­ que el pajarillo siguió ahí­­ dentro calentito y feliz, y pronto empezó a cantar de alegrí­­a.

Un gato que pasaba escuchó los cantos del pajarillo y se acercó a investigar. Siguiendo los sonidos, el gato descubrió al pájaro bajo la pila de mierda, y rápidamente lo sacó de ahí­­. Acto seguido se lo comió.

Moralejas de la Historia:
1. Aquél que se caga en ti no es siempre tu enemigo.
2. Aquél que te saca de un montón de mierda no es siempre tu amigo.
3. Cuando estés de mierda hasta el cuello, lo mejor que puedes hacer es mantener la boca cerrada.

1x1.trans 3 historias muy buenas que te darán una enseñanza con humor
Foto.Gwenael Piaser


Otros visitantes también leyeron »

Últimos comentarios
  1. Felix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esto también te va a gustar:

9 cosas que seguro no sabías sobre la Vasectomía9 cosas que seguro no sabías sobre la Vasectomía5 muy buenas bromas que no te puedes perder y te harán reir a morir5 muy buenas bromas que no te puedes perder y te harán reir a morirQue pasa en tu cuerpo cuando estas borracho y consejos para remediar la resaca o "cruda"Que pasa en tu cuerpo cuando estas borracho y consejos para remediar la resaca o "cruda"Una broma telequinéticaUna broma telequinética